Cooperativas Integrales

 

Las cooperativas integrales

Las cooperativas integrales son una propuesta para la construcción de esas bases de contrapoder popular, que sean el reflejo de la nueva sociedad anhelada. Se organizan en base a los principios de democracia directa (asamblea abierta), cooperación en red y descentralización. Su sentido es que nos permitan avanzar en las tareas de:

1) Mostrar (recordar) cuál es la alternativa a la organización social jerárquica: la organización asamblearia en red, en base a los principios de autodeterminación/autonomía de las personas y las comunidades humanas, a procesos de toma de decisión directa y a la gestión comunal de los bienes económicos fundamentales. Lo mismo en cuanto a los valores: ayuda mutua y solidaridad-fraternidad en vez de dominación e indiferencia; esfuerzo por la autoconstrucción y la mejora personal y compromiso con el bien común en vez de dejación de uno mismo y adhesión al egoísmo; valentía e integridad para luchar contra la opresión en vez de cobardía y servidumbre, etc.

2) Construir una base popular de poder material y técnico (económico, financiero, tecnológico, comunicativo, etc.) con el que impulsar y fomentar todo tipo de iniciativas estratégicas que promuevan la construcción de una economía popular como alternativa integral, en todo, para superar la dependencia de la economía estatal-capitalista. Desde esta fuerza constructiva se podrá ir tejiendo la autoorganización y ejerciendo la autodefensa, indispensables para poder aplacar posibles agresiones perpetradas por las élites, como se ha ido repitiendo en la historia. Esto se puede entender como el principio de “destruir construyendo”, al que se ha apelado recientemente desde la nueva tendencia griega en consolidación del “anarquismo social”[10].

3) Fomentar la transformación en lo sustantivo de las personas, al permitir que experimenten y ensayen por sí mismas las prácticas autogestionarias y cooperativas, con todo lo que éstas implican (autoorganización asamblearia, compartir, aprender a relacionarse y a resolver los conflictos interpersonales…). Esto se consigue al lograr que cada vez más personas puedan vivir lo más al margen posible de las estructuras y los disvalores del sistema. Es fundamental el cambio personal, interior, para que pueda avanzar, de la mano, el cambio social.

Las cooperativas integrales hacen uso de algunos aspectos de la legalidad vigente, al respaldarse para ello en la constitución de entidades jurídicas cooperativas. De esta manera, se protegen los recursos colectivos mientras se deja de alimentar al Estado y se redistribuye en la acción autogestionaria. Protegernos, minimizando las obligaciones burocráticas, nos permite generar unas condiciones cualitativamente más favorables para el desarrollo de nuestros objetivos.

La primera vez que se expuso la idea de las cooperativas integrales fue en la publicación masiva “¡Podemos!”[11], en el 2009. Tres años más tarde se volvió a plantear de forma mucho más desarrollada en “¡Rebelaos!”[12]. La primera cooperativa en constituirse, hace ya más de tres años, fue la Cooperativa Integral Catalana (CIC), después de una serie de procesos de experimentación, reflexión y confluencia de personas e iniciativas diversas.

Herramientas para construir contrapoder desde la base, partiendo de la autogestión, la autoorganización y la democracia directa, permitiéndonos transitar de la actual dependencia sobre las estructuras del sistema hacia un escenario de libertad de conciencia plena, libre de autoridad y donde todos y todas nos podamos desarrollar en plenitud e igualdad de condiciones y oportunidades.

No es por tanto una salida para unos pocos, ni una salida parcial, es una propuesta constructiva de desobediencia y autogestión generalizada para reconstruir la sociedad desde abajo, en todos sus ámbitos y de manera integral, recuperando las relaciones humanas y afectivas, de proximidad y basadas en la confianza. Los principios básicos son los acuerdos mínimos que deberán asumir todos aquellos procesos que interaccionan en el marco de una cooperativa integral (…)

La participación es abierta (según el fundamento de la asamblea) y libre (al margen de ser asociada o no), y es fundamental que se tomen las decisiones mediante la formula del consenso, para asegurar el respeto a la diversidad de opiniones y posicionamientos a la vez que favorecer la cohesión del grupo para un desarrollo óptimo del proceso.

La mejor forma de autoorganización es aquélla que se configura en red y de forma descentralizada; que es la manera de autoprotección y supervivencia más efectiva que existe. Si alguno de los nodos es agredido o es corrompido desde el interior, la red mantendrá su robustez gracias a las multirecíprocas interconexiones existentes entre los nodos que participan en ella. Cuando decimos nodo nos referimos a cualquier grupo activo en la red que actúa, produce cambios y se interconecta con los demás.

La red de una cooperativa integral se compone de diferentes espacios de autoorganización:.
  • Los proyectos autónomos son iniciativas que realizan una actividad de vida concreta y que se basan en la confianza mutua de todos sus integrantes.
  • Los núcleos de autogestión local o cooperativas integrales locales son espacios de interacción basadas en la proximidad donde iniciativas colectivas y proyectos autónomos interactúan a un nivel alto de confianza. La referencia territorial sería un barrio de una ciudad, un pueblo medio, un conjunto de pequeños pueblos próximos entre si, etc…
  • Las redes de autogestión biorregional (también llamadas ecoxarxes o ecoredes) son el espacio bioregional o comarcal donde interaccionan los elementos anteriormente mencionados, en igualdad de condiciones. A este nivel se gesta una economía contrahegemónica fomentando el uso de monedas libres o sociales, que sirve para fortalecer la economía de proximidad y las relaciones de confianza.
  • Por último, la cooperativa integral es un marco común de referencia, desde donde se generan medios colaborativos y colectivos que cualquier proceso anteriormente comentado, que puede escoger y utilizar desde herramientas legales (cooperativas), hasta herramientas telemáticas o informáticas y, especialmente, formas y planes de acción para profundizar en la autosuficiencia y autoorganización.

5 comments for “Cooperativas Integrales

  1. Dulce
    24 marzo, 2015 at 19:03

    Hola, me gustaría poder descargarme la información “legal” de la Cooperativa Integral, que contenga los requisitos… obligaciones…etc… de la misma.

    Muchas gracias.

    Dulce

    • nacho
      25 marzo, 2015 at 11:28

      Una Cooperativa Integral es un movimiento social, no una “cooperativa”.

      Si quieres conocer las formas cooperativas legales de tu comunidad deberías acceder a la página de la consejería de empleo que te corresponde.

  2. 26 agosto, 2016 at 17:14

    Hola companys,
    des de la comissió de comunicació de la CIE (eivissa) us demanem que actualitzeu quan pogueu el nostre logo. Podeu descarregar-lo aquí: https://drive.google.com/open?id=0B9n2BLHf8UZMY0NERkhUbWZTOFE
    i a la web cieivissa.org a l’apartat “accesos”.
    Gràcies i força!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *